sábado, 25 de agosto de 2007

17 Curiosidades de la Gente


Datos Curiosos


1.El norteamericano Robert Hagg se ha convertido en la primera persona en el mundo arrestada por contrabando de meteoritos. Hace unos meses, Hagg se hizo en Argentina con una roca galáctica de 37 toneladas, por la que pagó unos 4 millones de pesetas. Cuando se disponía a sacar del país el meteorito, fue detenido por la policía, y se le confiscó la mercancía.




2.Samuel Johnson, escritor inglés del siglo XVIII, era un obsesivo patológico que, al pasar por una puerta, se contorsionaba y retorcía como si realizara unos ritos gestuales; luego daba un salto a través del umbral, como si tratara de ganar una apuesta... Quien no le conocía se quedaba perplejo.




3.Al rey Ismail de Marruecos, que vivió en el siglo XVIII, se le atribuyen 1.056 hijos.







4.El famoso carnicero de Hannover, que consumó una treintena de homicidios, descuartizó los cadáveres y vendió la carne en el mercado negro durante la crisis económica. Tras el juicio, y antes de ser decapitado en 1925, expresó como último deseo que en su tumba apareciera el siguiente epígrafe: “Aquí descansa el Exterminador”.




5.El cadáver del poeta inglés Percy Bysshe Shelley, quemado según sus deseos, quedó carbonizado, aunque el corazón permaneció intacto. Su amigo Edward Trewanley, que asistió a la cremación, rescató el órgano de las cenizas y se lo envió a su viuda Mary.




6.Los Reyes Católicos no utilizaban el título de Reyes de España; lo consideraban pobre para describir la cantidad de reinos y señoríos bajo su mando. En vez de eso, conservaron en su título los nombres de todos esos reinos, costumbre que siguió vigente hasta 1668. Así, los despachos de los reyes de la Casa de Austria en el siglo XVII tenían el siguiente encabezamiento: “Don Felipe, por la gracia de Dios, rey de Castilla, de León, de Aragón, de las Dos Sicilias, de Jerusalén, de Portugal, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorca, de Sevilla, de Cerdeña, de Córdoba, de Córcega, de Murcia, de Jaén, de Los Algarves, de
Algeciras, de Gibraltar, de las islas de Canarias, de las Indaos orientales y occidentales... “ etcétera.




7.El emir Abd-I-Rahmann II de Córdoba sólo hacía el amor con mujeres vírgenes. Nunca repetía el acto sexual con la misma mujer. Al subir al trono en el año 882, ordenó que se arrancaran todos los viñedos de su reino, para acabar con los borrachos. Pero sus consejeros le recomendaron que no lo hiciera, pues la gente se embriagaría con mosto de higo.




8.El lord inglés George Bryan, llamado Beau Brummell, rociaba sus botas con champán, para ablandar el cuero.




9.Las cigarras y los saltamontes se incluían en la dieta habitual de Aristóteles y de otros muchos ciudadanos griegos de la época.




10.El francés Gilles Garnier, acusado de licantropía, confesó haber devorado más de una docena de niños, usando los dientes y las manos para descuartizarlos. Fue condenado a la hoguera.




11.Roy Sullivan, guardabosques norteamericano, fue alcanzado por rayos siete veces a lo largo de su vida. Ninguno de ellos logró matarle: Sullivan murió pegándose un tiro en 1983.




12.Dieciséis años después de la muerte de Descartes en Estocolmo, el cadáver fue exhumado a petición de sus amigos y trasladado a París, excepto el dedo índice derecho, que se lo quedó el embajador de Francia. Este alegó que “quería poseer el dedo que había escrito las palabras Cogito, ergo sum.” En el viaje, un capitán de la guardia sueca sustituyó el cráneo del filósofo por el de otro difunto. El cráneo verdadero fue decorando las vitrinas de una serie de coleccionistas, hasta que cayó en manos del químico sueco Berzelius, quien se lo ofreció definitivamente al naturalista francés Cuvier.




13.El verdadero conde Drácula fue un noble rumano, Vlad IV de Valoquia, que gobernó su país en el siglo XV. Su tremenda crueldad y su gusto por la tortura le valieron el sobrenombre de Drácula, que significa hijo del diablo. En el siglo XX, apareció un ciudadano rumano que probó ser descendiente directo del conde Vlad. Trabajaba en un banco de sangre.




14.El sepulturero alemán Johann K. Thieme cavó en sus 50 años de oficio 23.311 tumbas.




15.Cuando la edad volvió los dedos de Renoir demasiado artríticos para seguir pintando, hacía que alguien le atara el pincel a la mano.




16.Leon Tolstoi reescribió Guerra y Paz siete veces.