lunes, 20 de agosto de 2007

Battle Chaser Comics 02


Aqui les dejo el segundo numero de este comics que te sumerge en un mundo de fantasias

Battlechasers es sin duda alguna uno de los comics gráficamente más espectaculares de finales del siglo XX, con un dibujo muy atractivo rematado por un muy apropiado coloreado por ordenador, siendo esta su principal baza y atractivo.

Su autor, además de ser un gran aficionado confeso al anime (animación japonesa) y videojuegos japoneses (habiendo realizado incluso abundantes ilustraciones para la revista PlayStation magazine de videojuegos como Final Fantasy VII, Street Fighter, Residente Evil 2 o Metal Gear Solid, por ejemplo), destaca por haberse convertido en el máximo exponente del "amerimanga", una tendencia gráfica formada por dibujantes estadounidenses que "adoptan" y mimetizan en mayor o menos medida el grafismo del manga (comic japonés).

Una de las principales características de la serie, más allá de su espectacular grafismo, ha sido la lentitud con la que ha ido apareciendo en EEUU. La serie fue retardándose más y más en su salida hasta llegar a extremos ridículos: entre la salida del #6 y el #7 pasó más de un año, y los nueve números publicados hasta la fecha han tardado cuatro años en salir. Estos retrasos crearon tensiones con Wildstorm/DC -la editorial USA que editaba inicialmente el cómic- y acabaron con el autor y su serie cambiando de editorial a Image para sus últimos números.

Sin embargo, estos retrasos no impedian que cada vez que apareciera un nuevo número se situara automáticamente entre los 10 tebeos más vendidos del mes en EEUU, éxito que se ha repetido en España, donde la primera edición en comic-book se han llegado a agotar completamente y la editorial española los ha reeditado en tomo coincidiendo con la publicación de los últimos números.

Recientemente el autor ha declarado la serie como "parada indefinidamente", tras anunciar que había decidido volcarse en el diseño de personajes para videojuegos, pese a que al iniciar la serie comentó que tenía historias por lo menos para dos o tres años.

Fuente : La Guia del Comics