jueves, 31 de enero de 2008

Historias de Terror Duendes


Esta Historia de Terror es harto larga..pero vale la pena....

La familia Gutiérrez vivían en una casa muy antigua, que tenía más de cinco décadas, muchos vecinos decían que en esa casa, se escuchaban voces y pasos en dormitorios y pasillos, hechos que contradecían los habitantes de esa vivienda-“Nosotros antes de mudarnos aquí pensábamos lo mismo, pero ya estamos más de dos años y la verdad que en éste tiempo nunca hemos presenciado algo anormal” decía Patricio, el jefe de familia-“bueno, pero ustedes entonces al parecer, se van a mudar nuevamente”decía un vecino- “sí, ésta casa es demasiada antigua, y nos cambiamos por nuestro bienestar”- “Hay una vivienda a tres kilómetros de aquí, la dirección es...”- “si, si, si, ya lo sabemos, de hecho hoy mismo en la tarde vamos a cambiarnos para allá”. Esta familia son cinco integrantes, Patricio, Susana, y sus hijos, Ernesto (17), Camila (14) y Katherine (2). En la cual ésta niña sufría un leve nivel de autismo, y no hablaba mucho. Se preparaban para ir rumbo a su nueva vivienda, salían de su casa junto con varios amigos de Patricio que lo estaban ayudando.

Con la casa prácticamente vacía, éstas personas salen muy alegres cantando como siempre, cuando Catherine, quién estaba en los brazos de Susana, se da media vuelta y empieza a hacer señas como si estuviera despidiéndose de alguien y mandando besos, sus padres se dieron vuelta también pero no vieron a nadie, sonrieron y se subieron al camión que lo trasladará mientras Kathy seguía mirando la casa riéndose. En el trayecto seguían cantando, pero su hija menor se asustó de repente y empezó a gritar y luego a llorar- “pero mi niñita que ocurre, qué le pasó”- Ernesto y Camila miraron para todos lados sin ver nada extraño, la niña seguía llorando. Al llegar a su vivienda, empezaron a desempacar, la pequeña de pronto se calló y estuvo tranquila el resto del día. Eran las 12:30 de la noche, Patricio y Susana estaban acostándose –“Mi amor, te tengo que contar algo”- decía Susana- “y ¿qué será lo que tiene que contarme?”,- “mmm, es una sorpresa que te va a gustar demasiado”, al decir esto sintieron unos pequeños pasos como si estuvieran corriendo por el pasillo durante largo rato, extrañados se miraron y Patricio salió de la pieza, no vio a nadie. “¿quién era?”- “no hay nadie aquí”-Patricio entró a la pieza, cerró la puerta y nuevamente escuchó como si alguien estuviera corriendo, abrió la puerta rápidamente y de nuevo no vio a nadie. “Ernesto ¿eres tú?” gritó Patricio. Ernesto no lo escuchaba porque tenía los audífonos puestos en sus oídos, escuchando a su grupo favorito de heavy metal, Disturbed. Ernesto seguía escuchando cuando de pronto escucha en su audífono que le decían “pronto naceré para matarlos a todos ustedes” estas palabras las escuchó en español y entrelíneas de la canción, se sorprendió bastante y se los sacó. “Susana ¿eres tú?” seguía gritando Patricio-“¿Qué cosa?” decía Camila “¿tú estabas corriendo?”- “noooo, estoy acostada, déjame dormir”- “ah bueno disculpa”. Patricio cerró la puerta y miró si es que estaba dormida Catherine, y así estaba ella durmiendo al lado de ellos en su cuna. Camila seguía durmiendo cuando siente un leve viento en sus oídos, ella despierta y ve una pequeña imagen entre sombras delante de su cama, “no puede ser que sea Kathy”, asustada enciende la luz, pero apenas la enciende la imagen ya no estaba, Camila siguió en su cama quieta y se quedó dormida con la luz encendida. A la mañana siguiente Patricio despierta de un sobresalto y dio un grito desgarrador, “pero que te pasó”decía Susana. “soñaste algo malo”- Patricio agitado le dijo:”más bien tuve una horrible pesadilla”, al decir esto Patricio abraza muy fuerte a Susana y empezó a llorar. “mi amor no se ponga así, ¿se acuerda que ayer le dije que le tenía que decir algo?...estoy esperando otro bebé”. Patricio dejó de llorar la miró y le dijo:” en serio...yo...lo había soñado...”, -“¿de veras?, tú sueño se cumplió entonces”, pero Patricio no sabía si reír o llorar...o asustarse, ante la extraña mirada de Susana, Patricio salió de la cama y fue al baño a mojarse la cara. Camila seguía durmiendo cuando le tocan una pierna, ella despierta asustada y mira, era la pequeña que la miraba riéndose-“pero katita, despertó temprano”, Camila la abrazó y al hacerlo sintió que en el pasillo estaban corriendo unos pequeños pasos de niño, extrañada se levantó y miró sin ver a nadie-“Ernesto, córtala de molestar, no trates de asustar, te crees gracioso eh, pues no lo eres”- “como que no soy gracioso” Ernesto aparece detrás de ella asustándola-“ayyy, eres un bobo, porque hiciste eso, no ves que asustas a la katita” pero Catherine los miraba sonriendo. Susana fue al baño para ver que es lo que le pasaba a su marido, al abrir la puerta vio que Patricio estaba de rodillas rezando “pero mi amor,¿ qué te pasa?, fue muy grave la pesadilla entonces”, él no la hacía caso, se paró de repente y le dijo: “ayyy, Susana últimamente he tenido muchas pesadillas, he tenido visiones, como que los veo a ustedes...muertos...” nuevamente Patricio se puso a llorar, Susana sólo atinaba a abrazarlo. Después de desayunar, Ernesto y Camila se dirigen a sus colegios, cuando se le acerca otro niño y le dice asombrado:”oigan ¿ustedes viven en esa casa?”, - “sí, hace dos días, ¿por qué?” decía Ernesto-“wuaaohhh, nunca había conocido a nadie tan valiente de habitar esa casa”. Los dos hermanos se miraron asustados y se alejaron del lugar hasta que llegaron al liceo en donde estudian. Patricio estaba en el trabajo y Susana en casa con su pequeña, ella estaba hablando por teléfono con sus amigas, cuando de pronto siente a Catherine reírse a carcajadas. Ella repentinamente se despidió de sus amigas, corta el teléfono y fue hacia la habitación, al abrir la puerta ve a Kathy de espaldas-“¿y con quién estabas hablando, mi niñita?”. La pequeña se dio vuelta y le muestra su oso de peluche decapitado-“pero ¿por qué hizo esto?, éste osito era su primer regalo, que te hizo tu primo John. Pero Susana miraba extrañada el peluche y preguntándose como había roto la pequeña el osito con sus manitos tan chiquititas. Susana estaba bajando las escaleras hasta el primer piso, cuando siente fuertes dolores de estómago, apenas bajaba las escaleras, la niña la miraba asustada. Llamó por teléfono a su esposo para que viniera, quién no dudó en llegar una hora después. Al llegar Patricio, ellos llamaron a John para que viniera a cuidar a la pequeña Catherine... John estaba sentado leyendo el periódico junto con la niña, y siente correr a alguien por el pasillo, fue a mirar pero no había nadie, pero después sintió que tiraban piedras y que caían al techo. John rápidamente salió de la casa a ahuyentar a los niños que estaban jugando cerca “oigan ustedes déjense de tirar piedras, no saben que hay una guagua viviendo aquí, y está durmiendo”- “pero si nosotros no hicimos nada” decían los niños, pero ellos igual se fueron de allí. Al regresar, John seguía escuchando piedras que tiraban...pero de pronto se dejó de escuchar, éste mira hacia la ventana y ve que venían Ernesto, Camila y sus padres. John les cuenta lo ocurrido y se fue a su hogar, Patricio mira a su hijita, ella lo estaba mirando sonriendo como siempre, mientras que Susana se iba a acostar para guardar reposo debido a su embarazo...

Siete meses después... Ernesto estaba sólo almorzando cuando escucha que gritan-“el periódicooooo...”, éste rápidamente sale a recibirlo, cuando vuelve hasta la mesa, y en una página lee que va a haber un concierto de Disturbed hoy en la noche. Ernesto no lo podía creer, y preparó inmediatamente su ropa para estar presente. Susana seguía con sus dolores, su vientre ya lo tenía muy hinchado-“pero mi amor ¿está ud segura que quiere ir a esa comida?”- “SI OBVIAMENTE QUE QUIERO IR...NO SOPORTO ESOS RUIDOS QUE HAY EN ESTA CASA, QUIÉN MIERDA ESTÁ AQUÍ”. La verdad ellos seguían sintiendo ruidos de pasos por los alrededores de la casa, se escuchaban voces y golpes, y estaban pensando seriamente en irse de allí nuevamente hacia otro lugar, ya que supieron que en esa casa estaba embrujada. Ya era de noche, Ernesto estaba en el recital junto con sus amigos, gritaban y saltaban al escuchar los temas-“no lo puedo creer, nunca antes los había visto en persona a estos tipos” decía Ernesto a pablo, su amigo. Camila estaba en casa de sus amigas, Patricio y Susana se dirigían hacia un local en donde se iban a juntar con el jefe del trabajo de Patricio. John estaba en casa nuevamente cuidando a Catherine. John estaba viendo televisión cuando siente que abren una puerta lentamente, éste fue a mirar y vio que la puerta estaba abierta por completa, la cierra y siente un tirón en su camisa, asustado se da vuelta y ve entre la oscuridad unos pequeños pies que se alejaban-“eres muy malita, katita, ¿no estaba usted durmiendo?, la estoy siguiendo, la estoy siguiendo, la estoy sig....”, John había ido hasta la habitación y se sorprende al ver a Catherine durmiendo plácidamente.

El jefe del trabajo de patricio estaba esperándolos, la esposa de éste le decía:”estoy ansiosa por conocer a Susana con su embarazo, me imagino que con estos siete meses de gestación debe estar muy gordita”- decía ella. Vieron a lo lejos el automóvil de patricio que se estacionaba, se bajaron y entraron al local. Mercedes, la esposa del jefe se sorprendió al ver el vientre de Susana, no se le notaba sus siete meses de embarazo, Patricio se dio cuenta de aquello e igualmente se sorprendió-“mi amor, pero que pasó”- “qué pasó qué”- “su vientre mírese...”. Susana bajó su mirada y se tocó el vientre. “no puede ser, y...mi estomago...no está hinchado..., pero lo sigo sintiendo...”.

John no se explicaba lo que estaba ocurriendo, estaba en la habitación de Kathy, cuando nuevamente siente pasos, esta vez en la cocina. Éste fue a ver, al asomarse ve unos pequeños pasos que se alejaban y corrían hasta una puerta. John asustado pero ansioso por ver que es lo que era y siguió a ésta sombra. Al llegar hasta la puerta fue tanta su impresión al ver a un ser desnudo de no más de un metro, incluso menos. John seguía mirando hasta que de pronto siente que éste lanza una carcajada malévola y lo invita a que lo persiga con sus dedo con uñas puntiagudas y sale cerrando la puerta, John no dudó y lo siguió corriendo enfurecido por las molestias y los nervios que éste le había ocurrido a su familia:”maldito, te voy a matar de una patada, AAAAAAA.....”, al abrir la puerta de una patada, John se cae cuesta abajo en una escalera ya que no conocía muy bien esa casa, éste se azotaba en cada peldaño quedando gravemente herido...y muere a los pocos segundos...

Ernesto seguía saltando con los temas de éste grupo junto con sus amigos, gritando y empujándose, el grupo cantaba unos de los temas conocidos llamado Stupify. Cuando Ernesto seguía saltando, ve entre el tumulto de personas una pequeña figura de no más de un metro saltando junto con él. Él no lo veía muy bien ya que había tomado unas pocas copas de más, seguía mirando ésta figura que saltaba y no estaba mirando al grupo, sino que lo estaba mirando a él.-“pero que demonios es eso...” le decía a su amigo-“¿qué cosa?”. Cuando de pronto se acerca rápidamente a él:”oye tú ¿qué haces aquí?, ayyyy, mis bolasss...”, El ser le había pegado una patada en los testículos y salió corriendo alejándose. Ernesto trató de pegarle un puntapié, pero éste se había corrido velozmente, y Ernesto le pega por casualidad a otro muchacho mucho más grande que él:”oye, que te pasa”, ése chico le lanzó un derechazo en la cuál Ernesto se agacha y le pega a otro chico quién estaba drogado-“que te pasa conmigo, ¿por qué me pegas?...ya vas a ver”, éstos dos chicos comenzaron a pelear en medio de las demás personas, empujando a quién se les cruzase por el camino. Los que estaban cerca del escenario, se dieron vuelta y vieron la pelea, ellos empezaron a empujarse y pegarse pensando que era parte de la celebración-“vamonos Ernesto, no tenemos nada que hacer acá”- “sí, tienes razón, vamonos”.

Camila estaba en casa de sus amigas escuchando música y conversando, una de sus amigas tenía un hijo chiquito, quién corría y corría en el interior de la casa. Cuando se apaga la luz repentinamente, las tres muchachas se quedaron sentadas en un sillón, cuando Camila ve que en el fondo del pasillo en la puerta de daba la calle una imagen muy pequeña que venía acercándose muy rápido, Camila no podía ver bien, veía una sombra que estaba a 10 pasos, a 9, a 8, a 2 , hasta estar frente a ella, asustada se queda estática en el sillón, cuando la figura lentamente acerca su cabeza, y fue tal su horror al ver los ojos endemoniados de esta imagen, Camila gritaba y gritaba, movía los brazos y las piernas descontrolada pero sin pararse del sillón hasta que llega la luz, desaparece la figura, ella mira a su alrededor y ve a una de sus amigas sin moverse con los ojos abiertos, con un rostro horrorizado con su mirada perdida, como que acababa de ver algo horripilante. Las demás chicas se miraron entre sí y empezaron a reanimarla y después llevarla a un hospital cercano de la ciudad.

Luego de que Patricio y Susana volvieran, después de tocar y tocar la puerta, entraron –“que raro que John no abriera la puerta, quizás se quedó dormido”- Susana fue hasta la habitación adonde estaba la pequeña y Patricio buscaba por los alrededores a John. Susana entró a la pieza y sonrió al ver a la pequeña durmiendo, todo lo contrario con Patricio al abrir la puerta que daba al patio de la casa, vio el cuerpo de John muerto tirado en el ultimo peldaño de la escalera, con espanto Patricio vio el suceso- “no puede ser... fue justamente lo que soñé”-, Susana al descubrir eso, gritó con angustia y despertó Catherine. La niña lentamente se bajó de la cama y fue en busca de los griteríos. Susana le tapó los ojos a la niña para que no viera y se la llevó a otro lado de la casa. Ernesto y Camila llegaron juntos más tarde, e igualmente se espantaron al saber que John estaba muerto, -“¿qué crees tú, Ernesto, fue esa cosa que vimos?”- “increíble, pero sí, eso debe ser”...
Pasaron varios días, Patricio seguía teniendo pesadillas sobre su familia, sentía que era como predicciones de lo que iba a pasar con su familia. Despierta a Susana y le dice:-“mi amor, nosotros no podemos seguir viviendo más en ésta casa, tú sabes, aquí a veces aparecen almas en pena, yo sé que estamos acostumbrados, pero deberíamos irnos, no quiero que les pase lo mismo que a ustedes lo que le pasó a John”- decía asustado patricio.- “yo creo que deberíamos quedarnos hasta cuando nazca nuestro bebé”. Patricio seguía diciéndole, y Susana le contradecía, hasta que él se resigna.

Estaban desayunando con sus hijos, cuando se sienten pasos en el pasillo continuo, atemorizados sus hijos escuchaban al papá que decía:”es mejor que contratemos a alguien de la iglesia para que venga a bendecirnos, por lo que va a pasar, cuando nazca nuestro maldito hijo”-. Al escuchar decir eso Susana se sorprendió bastante y discutieron acaloradamente, hasta que patricio oyó oír unas palabras que venían de lugares desconocidos que decía-“te voy a matar, te voy a matar, y a tu familia también, y tu familia también”. Ante esto Patricio empezó a taparse los oídos, ante las preguntas de su familia que qué es lo que le pasaba, él salió a la calle corriendo con rumbo desconocido. Pasó la tarde, Susana y sus hijos estaban sentados esperando a su padre. Vieron venir a Patricio con el padre de la iglesia-“les presento al padre Hasbún, él va a bendecirnos a nosotros, y a exorcizar ésta casa”. El padre empezó con su trabajo, mientras que Patricio lo seguía. De pronto don Hasbún escuchó unas voces que le hablaban, él empezó a buscar esas voces, al descubrirlo se sorprendió bastante-“¿qué pasa Padre?” dijo Patricio-“eh, ustedes no van a creer esto, escucho voces susurrantes, y esas voces no vienen de ésta casa...vienen del vientre de Susana”. Ella y los chicos miraron aterrorizados a don Hasbún, Patricio solamente lo miraba con tranquilidad como si supiera, cuando ella de pronto siente grandes dolores a su estomago, eran tan fuertes los dolores que ella se tiró al suelo a revolcarse, los chicos la miraban con horror, fue como si ella estuviera poseída por algún demonio, daba vueltas en el suelo infinidades de veces hasta que el padre empezó a bendecirla, le rezó, empezó a tirar pequeñas dosis de agua bendita a la casa y al vientre de ella, cuando repentinamente los dolores dejaron de molestarle a Susana. Ante el alivio de la situación, Susana fue hasta su pieza con Camila, Patricio no tuvo palabras para agradecerle todo lo que había hecho, mientras el padre se iba, Patricio acompañó a su esposa y se acostó al lado de ella, se sonrieron y se quedaron dormidos juntos...Patricio de pronto escuchó unos gritos desgarradores en el primer piso de la casa, bajó sigilosamente, peldaño por peldaño, seguía escuchando gritos, eran los de Ernesto y Camila, estaban en la cocina, abrió la puerta de la cocina y vio a sus hijos muertos ahorcados con un gran cordel, sus caras estaban moradas, horrorizado bajo su vista y vio a un pequeño ser extraño con un cuchillo a punto de hacer lo mismo con su pequeña, cuando Patricio despierta con un grito de ésta horrible pesadilla...

Llega el día, estaban en el hospital, Susana ya dio a luz a un robusto varón, Patricio estaba mirándolo por largo rato a su hijo, seguía mirándolo con su rostro destrozado de tanta angustia desde que pisó esa casa. De pronto Patricio pensó en Ernesto, Camila, Catherine, Susana, sus seres más queridos, y su querido primo difunto John, y le dijo a Susana –“mi amor permítame cargar a éste niño por favor, y pasearlo por todos los alrededores del hospital, para que conozca éste mundo”- “pero claro mi amor, tienes todo el derecho del mundo”- decía Susana. Y así lo hizo, Patricio cargó a éste bebé especial en sus brazos, lo llevó por todo el hospital, doctores y enfermeros les sonreían, hasta que lo lleva a las afueras del hospital, algunos doctores de pronto se sorprendían con ésta actitud, y lo siguieron. Patricio seguía caminando, hasta que quedaron cerca de una quebrada. Él sintió repentinamente que sus manos ardían cada vez que se acercaba a la quebrada, los doctores le gritaban-“hey, hey, señor Patricio tenga cuidado”. Susana al escuchar esos gritos intentó pararse de la cama, hasta que lo logra y sale en busca de su esposo. Patricio seguía acercándose al vacío, sentía también que sus manos ardían mucho más y más. Hasta que el bebé increíblemente despierta y sus ojos no eran de un humano, sino más bien de un espectro, y con una fuerza inimaginable, con sus pequeños dedos le tapa los ojos a Patricio y se los estruja queriendo sacárselos, lo estaba logrando, le estaba sacando sangre en sus ojos y apunto de sacárselos, hasta que Patricio empieza a correr y correr-“NOOOO PATRICIO, CUIDADOOO, ... él no les hacia caso y seguía corriendo hasta estar frente a la quebrada y tirarse al vacío junto con el bebé- “NOOOOO, MI AMOOOORR.... gritaba Susana con sus dolores, ella se pone de rodillas y seguía gritando con mucho dolor en su corazón... y también por fuera por la operación, luego las personas que estaban cerca sintieron como el cuerpo de Patricio se desplomaba pesadamente entre las rocas junto con el bebé...horas y horas de angustia y pesar vivieron ésta familia. Eran las 2:00 de la tarde, Susana y sus hijos venían del funeral de Patricio, cuando sus familiares la llevan a un hospital ya que ella se desmaya, los doctores le recomendaban que pasara la noche.

Camila y Ernesto estaban solos en casa un día de noche, Catherine estaba durmiendo, cuando de pronto los niños escucharon a la pequeña reírse largo rato y decir: “papito, papito....Los chicos rápidamente fueron hasta la habitación, y ahí estaba la niña mirando hacia un lado como si estuviera hablando con alguien, los niños sin miedo se la llevaron hasta el primer piso, seguían angustiados, sienten tocar la puerta, abrieron y era Susana quién les decía-“ya niños preparen sus cosas, nos vamos de ésta casa”. Así lo hicieron empacaron sus cosas, lo estaban esperando un amigo de Patricio. Susana sentía que él estaba a su lado y ella sonreía, había soñado con él todas las noches desde el día que murió, sentía un leve calor en sus hombros... De pronto Susana empezó a cantar diciendo que siempre lo hacían cuando estaba Patricio con vida, y que siempre lo harían, y después todos cantaban y cantaban, Ernesto pensó-“yo siempre presentí que iba a pasar algo con nuestras vidas... desde que entramos a esa casa, gracias papá por tus sacrificios por nuestro bienestar... diste tu vida por nosotros, te amo papá...”. Catherine estaba en los brazos de Camila, cuando ella se da media vuelta y empieza hacer señas como si estuviera despidiéndose de alguien y mandando besos, ella veía una pequeña figura igualmente despidiéndose de ella.


Gracias a Fernando Espino de relatos.escalofrio.com

1 comentario:

Anónimo dijo...

Estuvo muy buena la historia desde el principio hasta el fin hehee xD