martes, 11 de marzo de 2008

Historia de Terror LLuvia de Sangre


Historia de Terror

LLuvi de Sangre

Una noche cualquiera en la que mis ojos no se cerraban, me levante de la cama y fui a buscar un poco de agua, tal vez ese deseo incontrolable de beber algo era el motivo de mi Insomnio.

Me levante y me dirijí a la cocina, cuidandome del monstruo del armario, abri la puerta con cuidado de que no chillara demasiado para no despertar a mis padres y me dirigi hacia el grifo del lavaplatos, Que estupido fui, no recordaba que era un enano que no pasaba el metro de altura, pense en mover una silla para alcanzarlo pero... No queria despertar a mis padres, de repente, comenzo a llover, y eso me dio una idea, cogi un vaso sucio de el comedor, abri la puerta de la calle, y me fije en un pequeño chorro de agua que caia desde el techo, asi que estire la mano y espere un poco a que el vaso se llenara de agua, mientras tanto, mire a la calle, un hombre se dirigió hacia el bosque que quedaba cerca de mi casa, un hombre con capota y un hacha... ¿Se fue a recolectar leña? Tal vez pero... ¿Mientras llueve?

Cuando me fije en el vaso, se habia llenado hasta el tope, y se habia mojado la manga de mi pijama de ositos, cerre la puerta con cuidado, y me dirigí hacia mi habitación, abrí la puerta, y puse mi vaso sobre el armario que estaba al lado de mi cama, mientras que pensaba en aquel hombre, que salia con su hacha hacia el bosque mientras llueve, la intriga hizo que mi sed se esfumara al Instante, y mis ojos lentamente se cerraron, como si ya hubieran visto en esa noche lo que tenian que ver.

El otro dia fue normal, me parecio raro que aunque estuvieramos en Invierno solo lloviera en la noche, y en efecto sucedio nuevamente, me fije en la ventana y ahí estaba, el hombre con su hacha, dirigiendose hacia el bosque, lo unico que se me ocurrio en ese momento fue irme a dormir, estaba muy cansado...

Pasaron los dias y el hombre seguía llendo hacia el bosque en las noches lluviosas, y yo seguia con la intriga, no habia otro remedio, tenia que ver lo que hacia ese hombre...

Al dia siguiente, me prepare y me acosté en mi cama, haciendome el dormido para que mis padres no sospecharan nada sobre mi aventura de esa noche, cuando todo estaba oscuro y comenzo a llover, me puse mi capa y me lleve mi sombrilla de el dinosaurio Barney, esperando a que el hombre de el hacha hiciera su aparición, y en efecto, ahí estaba, como si nada, tarareando una melodia muy pegajosa, espere a que se entrara al bosque para seguirlo, y escabullirme entre los arboles, el hombre conocia su ruta y seguia caminando sin miedo alguno, acelero su paso, y yo apenas si podia verlo entre la intensa lluvia, asi que comenze a caminar mas rapido, mi sombrilla ahora solo me estorbaba, asi que empapado la arroje al suelo y segui persiguiendo al hombre del hacha, llegó un punto en el que lo perdí de vista, pero alcanze a ver la Luna despejada un poco hacia el norte, asi que me dirijí hacia allí tiritando de frio, por fin el bosque habia terminado, estaba enfrente de un acantilado mirando la luna, y a un lado una cabaña, tal vez ahí se dirigia el hombre del hacha, asi que me acerque a la puerta, y justo cuando la iva a abrir, una mano se poso sobre mi hombro, rapidamente me voltee, y ahí estaba, el hombre del hacha con una sonrisa de oreja a oreja.

- ¿Que haces aqui niño? Has de tener frio en medio de el bosque, ¿Porque me seguiste hasta aquí?

- Em... solo queria ver que era lo que hacia usted en el bosque con un hacha mientras llueve en medio de la noche.

- Cortar madera

- En medio de la noche?

- Trabajo de dia

- ¿Y mientras llueve?

- Los hachazos se ollen menos en la lluvia ademas de que la madera es mas blanda.

Mi alma suspiro profundamente al darme cuenta de que solo estaba cortando madera, la lluvia se calmo un poco, pero aun seguia con la duda...

- ¿Y? ¿Que hay ahí adentro?

- Es una cabaña abandonada, tiene muchas cosas ¿Quieres ver?

- ¡SI!

Justo en ese momento, la lluvia sesó.

- Demonios, dejó de llover, sera mejor que te vayas a tu casa, y ni una palabra de esto a nadie.

Solo asenté la cabeza y sali corriendo de ahí, pensando en lo que habia adentro de esa cabaña abandonada, me entre por la puerta trasera por la puerta de mi perro, dejé mi ropa mojada dentro de la lavadora y solo me fuí a dormir.

Al otro dia, en la escuela solo pensaba en lo que habia en esa cabaña, de repente, comenzo a llover por primera vez en la mañana, supongo que... Ya en la noche no lloveria, así que me decidí, esa noche iria a esa cabaña solo y como no va a llover, el hombre de el hacha no irá, no puedo ir en la tarde ya que tengo practica de Soccer y tengo que ir al dentista, asi que sera en la noche cuando mis padres duerman.

Rapidamente pasaron las horas, espere a que mis padres se durmieran y me sali de la cama, la noche estaba de mi parte, estaba totalmente seco, sali por la puerta trasera y me dirigi corriendo hacia el bosque, reconocí el camino por las ramas rotas que habia por ahí, solo miraba hacia adelante mirando hacia la Luna, era una especie de esdrujula, despues de correr un buen rato, llegue a la cabaña, me quede mirandola un buen rato, tan vieja y destartajada, ¿Que secretos habrian dentro de ella?, una gotera calló en mi mano, tenia que darme prisa, iva a comenzar a llover.

Abrí la puerta con cuidado, pero todo estaba oscuro, encontre una lampara al lado de la puerta, asi que la cerré, la encendi, estaba vacio, pero... Habia una puerta para entrar a otra habitación, abrí la puerta, y de repente, me puse contra la pared, mis manos temblaban de miedo, y mi respiración se freno por completo, tripas por el suelo, una colección de cabezas en la mesa, y cuerpos mutilados a un lado, solo pense en salir corriendo de allí, pero... La lluvia comenzo a caer mas fuerte y sentí que mi cuerpo dejo de funcionar al sentir un chillido de puerta, me voltee rapidamente, y el asesino con su hacha en la mano me miro con su sonrisa maquiavelica...

- ¡SORPRESA! JA JA JA!!

Un chillido mio atravezo la habitación, y empeze a gritar por ayuda, era Inutil, el sonido de la lluvia no dejaba que el sonido saliera de la cabaña, alzo su hacha, era mi fin, pero de repente, algo se movio en el suelo y le cogio el pie al asesino, era una mujer sin una mano semi muerta, era la victima que no pudo asesinar aquella noche en que seguí al asesino, este fijo su mirada en la victima y el hachazo se lo llevo la pobre mujer, esto me dio tiempo para salir corriendo de ahí, mientras que ohí el grito de el asesino...

- ¡VUELVE AQUI ENANO!

Solo pensaba en correr y correr cada vez mas rapido, esquivando las ramas en el suelo mientras el asesino reia cuando corria detras mio, lo iva a lograr, pero el asesino se acercaba a mi cada vez mas, y para mi mala suerte, tropese con algo en el suelo, mi sombrilla de Barney, el asesino estaba cerca, coji la sombrilla, y cuando este llego, se la lanze con todas mis fuerzas en su rostro como una jabalina, su punta aguda le golpeo fuerte en la cara, y este soltó el hacha, no tenia mas opcion, la cogí mientras este se lamentaba, y mi instinto asesino hizo que le partiera la cabeza en dos, salí del bosque con las lagrimas en mi rostro, corriendo hacia mi casa, desperte a mis padres y les comente lo sucedido, la policia no tardó en llegar, todo el barrio salio a ver lo sucedido, ya la lluvia habia sesado, les mostre a los policias el camino, todo habia acabado, al final solo pude ver como se llevaban el hacha mohosa y oxidada por la lluvia de todas las noches, y el rostro de el asesino mientras recordaba aquella risa de oreja a oreja, aquella que jamas me dejará dormir en las noches, y que recordare cada vez que haya una noche lluviosa por el resto de mi vida...

Gracias a Dxvid de relatos.escalofrio.com