jueves, 3 de abril de 2008

Historia de Terror Pesadilla


Historia de Terror Pesadilla

Esta es una Psadilla literalmente hablando

Eran las tres de la mañana cuando desperté, estaba aterrada, un sudor frío recorría mi cuerpo, lloraba sin cesar mientras mi corazón latía tan deprisa que parecía que iba a estallar, no podía moverme, estaba paralizada, sentía algo extraño en mi habitación, algo u alguien me observaba, mi respiración estaba cada vez más acelerada, ya no sabía si estaba despierta o dormida....

Aún no se ni como m atreví a encender la luz, entonces empecé a convencerme a mi misma de que todo había sido un sueño, un sueño tan real, que todavía se estremecía cada poro de mi piel. Me fui a la cocina a prepararme una tila a ver si me tranquilizaba pero ya no conseguí dormir en toda la noche...
Ahí va mi pesadilla:

Era una mañana soleada cuando dos amigas y yo disponíamos a salir de viaje, el fin de semana consistía en animar a Gemma, la cual se había quedado viuda hacía cuatro meses. Comenzamos el viaje y al poco de salir, Marian, que es la amiga que conducía, atropella a dos perros, tras el impacto, por el cual nos dimos un susto horroroso, bajamos del coche y observamos que los perros estaban medio moribundos, Marian nos dice que había que matarlos para que no sufrieran, pero nosotras subimos al coche porque nos daban tanta pena que no podíamos hacerlo, Marian acaba con el sufrimiento de los pobres animales... todavía veo la sangre salpicada en la calzada...

De pronto aparecemos en nuestro pueblo conduciendo por una de las plazas más céntricas, cuando de repente, Gemma se queda mirando a un hombre y grita: ¡Marian para que es Ramón! (Ramón era su marido fallecido), Marian le replica que si estaba loca, no podía ser, Ramón había fallecido hacía cuatro meses... Pero Gemma insistia que por favor parara el coche, que había reconocido a su marido y no estaba loca ni muchísimo menos, mientras Gemma suplicaba, por un paso de peatones se cruza ante nosotras, saludándonos con toda normalidad, Rosa, una amiga mía que se había ahorcado hace dos años, yo no me lo podía creer, estaba aterrada, nerviosa, llorando por estar viviendo esa situación tan desesperante ¡Dios mío! ¡ Estaba rodeada de muertos!.

Acto seguido Marian para el coche y girándose hacia mí, pues yo estaba en la parte trasera del coche, me mira con los ojos bañados en llanto pero a la vez muy serena y me dice: Sonia, hemos tenido un accidente y hemos muerto..

En menos de un segundo todo se agolpa en mi cabeza, reconstruyo imágenes y comprendo que tras el atropello de los animales, tuvimos un accidente del cual minguna de las tres sale viva.

Miro a mi alrededor e intento hacerme a la idea que he muerto y estoy en el más allá, cada vez estoy más segura, pero quedo completamente convencida, cuando es mi propio padre, fallecido hace cinco años, el que me tiende su mano para que baje del coche.

FIN

No sé el significado de este sueño, que para mí fue una pesadilla, pero os aseguro que ha sido la peor experiencia que he tenido en mi vida, aunque la haya sentido dormida... o no?
¿Quién me dice que fue un sueño?
¿Pudo ser realidad?
Quizá visité el mundo de los muertos y si no hubiera despertado ahora tendría la respuesta...
De todas maneras espero no volver jamás allí, ni despierta, ni dormida

Gracia a Aloe de relatos.escalofrio.com