miércoles, 23 de abril de 2008

Tienda vende solo preservativos desde 1932


Noticia Curiosa

Y los mas baratos son los Usados..dicen

Esta Noticia es curiosa y practica, pues que una tienda se dedique a vender tan solo preservativos es algo que llama la atencion.

Desde su apertura en 1932, su especialidad han sido los preservativos, durante el franquismo abrían hasta las 2 de la mañana, para dar servicio a los prostitutas Cuando el negocio abrió en 1932, el caucho llegaba a la tienda a granel, y mediante unos conos los inflaban y comprobaban que no tenían poros, tras lo cual les echaban polvos de talco -ya que no existía mejor lubricante-, se enrollaban, envolvían y ya estaban listos para la venta.

Con el paso del tiempo, el negocio prosperó e incluso llegaron a tener tres comercios en el centro de Sevilla, cuando las tiendas se llamaban "La Preventiva" y se anunciaban con pequeños carteles en los urinarios de los bares cercanos.

Ahora son ellas las que eligen el tipo de preservativo que se van a llevar En la época franquista, "La Preventiva" vendía fundamentalmente por la noche, ya que estaban abiertos hasta las dos de la madrugada, y las ventas casi se limitaban a los clientes de prostitutas que querían evitar contraer enfermedades venéreas.

Ahora los hábitos de los clientes han cambiado radicalmente, y según Francisco y su hijo, en numerosas ocasiones, cuando una pareja llega a la tienda, son las mujeres las que eligen el tipo de preservativo que se van a llevar e incluso los hombres, por pudor, se quedan fuera hasta que ellas concretan la compra.

La evolución del producto ha sido patente, como se demuestra con el catálogo de profilácticos que venden ahora, con los estriados, ultra finos, los que tienen verrugas, estrías, con sabores, de efecto retardantes, de colores, los especiales para los que tienen alergia al látex y también el tamaño XL, que se va a quitar del mercado porque los normales los hacen más grandes y dan servicio al público que lo requiere, señala Jorge Gordillo.

Como en todo negocio con tanta solera, "Higiene", nombre que adoptó en 1976, tiene clientes fijos que van desde jóvenes que se inician en las prácticas sexuales hasta sexagenarios. La eclosión del sida provocó que se dispararan las ventas, lo mismo que cuando el hijo creó una página web del negocio, iniciativa que tuvo que dejar para dedicarse a ejercer su trabajo, de momento ajeno al día a día de la tienda.

Fuente : 20minutos.es