miércoles, 15 de julio de 2009

Chiste La Gomita los Niños y el Palo


Humor Chiste

Una lectura divertida de doble sentido


De seguro sabrás comprender el final del Chiste

En la fila del ómnibus estaba el padre con sus 12 hijos.

Junto a ellos, estaba un señor de mediana edad, con una de sus piernas de palo.
El ómnibus llegó, la mocosada subió primero y ocupó todos los asientos vacíos. Los dos señores subieron y se quedaron parados.

Cuando el ómnibus arrancó, el señor de la pierna de palo, con visible dificultad, se desequilibró y se fue para atrás, haciendo un ruido inconfundible:

TOC... TOC.... TOC...TOC...

Cuando el ómnibus frenó, sucedió lo mismo, ahora hacia adelante:

TOC... TOC..... TOC...TOC...

Al arrancar nuevamente:

TOC... TOC... TOC...TOC...

En un determinado momento, ya incomodado por el barullo y, al mismo tiempo tratando de ser gentil, el padre de las 12 criaturas le dijo al rengo:

.Perdón, pero me gustaría hacerle una sugerencia. Por qué no coloca una gomita en la punta del palo? Con seguridad va a disminuir el ruido e incomodará menos a todos.
Inmediatamente el hombre respondió:

.Agradezco la sugestión, pero si Ud también se hubiese puesto una gomita en la punta del suyo, hace algunos años, estaríamos todos cómodamente sentados.