miércoles, 16 de junio de 2010

Un muy buen Chiste

Un muy buen Chiste
Humor Chistes

Un muy buen Chiste


Este de verdad le hace honor al titulo, pues es un chiste muy genial, realmente divertido, yo quizás sea el único del mundo que no me lo conocía, o quizás se me haya olvidado, no se, lo único cierto es que es una historia muy graciosa.

Los chistes son una forma de desvirtuar la realidad de forma tan brusca e inesperada, que eso causa gracia, y allí esta lo divertido, por ello los chistes son necesarios en cualquier hora del día, pues de esa manera te desconectas un rato, segundo o momento del mundo que te rodea.

Por ello si estas en la oficina, u otro lugar no hay nada mejor que ventilar tu espíritu con un buen chiste que te haga reír y hacerte pasar un rato agradable y divertido.

Eso es lo que queremos en gratisparatodos, que la pases bien, te diviertas con estos chistes geniales, sin olvidar por cierto los videos divertidos, cámaras ocultas, y los datos para seducir, piropos de amor, ideas para conquistar mujeres, todos que serán una guía esencial para el amante que todos llevamos dentro, y saber jugar con las reglas del Amor.

Y si todo lo anterior fuera poco, no te olvides que tenemos las mejores mujeres, las mujeres más bellas, hermosas y sensuales que puedas encontrar, y en un solo lugar.

A continuación Un muy buen Chiste.

Llega una señora a confesarse y le dice al cura:

.Padre, tengo un problema!
.¿Dime hija, cuál es tu problema?
.Fíjese padre que tengo dos periquitas, muy bonitas, pero lo único que saben decir es: "Hola somos prostitutas, ¿no quiéres divertirte un rato?".
Le contesta el padre:
.Eso está muy mal hija, pero le propongo algo, yo tengo un par de periquitos a los que he enseñado a leer la Biblia y a rezar, traígame a sus periquitas, las ponemos en la misma jaula con mis periquitos y ellos les enseñarán a rezar y leer la Biblia y se les quitará lo mal hablado.

La señora encantada por la idea le lleva las periquitas al día siguiente, al llegar con las periquitas ve que los periquitos del padre están en su jaulita concentrados rezando el rosario, meten a las periquitas a la jaula y fieles a la costumbre dicen:
.Hola somos prostitutas, ¿quiéres divertirte un rato?.

Y contesta uno de los periquitos del padre:
.Hermano, guarda los rosarios, que nuestra oraciones han sido escuchadas.