domingo, 1 de septiembre de 2013

Un viaje a la playa de verdad

Un viaje a la playa de verdad
Llegan las vacaciones, los días están calurosos, ya no soportas mas estar en la oficina, encerrado bajo cuatro paredes, escuchando los gritos y los enojos de tu jefe, viendo las mismas caras amurradas, solo quieres que las vacaciones llegan por fin.

Y ese día soñado, anhelado, aguardado, ya esta aquí, son tus vacaciones, esas cuatro semanas que tanto has estado esperando, por las que has ahorrado el 0,002 % de tu sueldo mensual. Estas feliz, has ideado estas vacaciones por todo el año, y ya te ves en la playa.

Playa, arena blanca, mar azul, mujeres guapas, mostrando piel, en trajes de baño cada vez mas diminutos. Es el paraíso, dices en sueño, y ya te aprestas a partir. Se supone, que todo será placer, felicidad, ahí, tú, tirado sobre la arena todo el día, sin nada más que hacer, que descansar, y tu vista, premiada con cuerpos bronceados, perfectos.

Pero llegas a la playa, y tus sueños, son solo eso, pues la playa no está vacía, está llena, apenas puedes estirar la toalla, y de mujeres, al parecer llegaste en el día de la abuelita, pues solo estas rodeado de señoras de edad, que con chal rodeando su cuerpo se protegen del sol, mientras los niños juegan corriendo de ahí para allá, y cada vez que pasan a tu lado, te llena de arena.

Son las ocho de la noche, es tiempo de volver a tu cabaña, mientras apenas te puedes mover, pues te has olvidado de echarte bronceador, y sientes como que alguien prendió fuego en tu piel.

Las vacaciones pueden ser magnificas en nuestras expectativas, pero insufribles en la realidad.

Mira este genial y divertido video sobre Un viaje a la playa de verdad



Algunos consejos que nada tiene que ver con este post, pero de curioso mas que seguro te gustaran

Lo que debes de saber del Beso

Una gran idea Romantica